Patrocinadores




ROBOTS PARA AYUDAR EN LA COSECHA

ROBOTS PARA AYUDAR EN LA COSECHA

Científicos de la Universidad de Plymouth, Reino Unido, están desarrollando una tecnología innovadora que podría ayudar a los productores hortofrutícolas con las problemáticas de la cosecha de sus cultivos.
________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Los productores ingleses preocupados por la escasez de personal a raíz del Brexit pronto podrían tener una solución alternativa: los robots. El trabajo en la Universidad de Plymouth es reunir a investigadores con productores en Cornwall para crear robots que, potencialmente, podrían operar junto con sus fuerzas laborales, garantizando la eliminación de las brechas de disponibilidad de mano de obra.

El proyecto ABC (Automated Brassica harvest en Cornwall) está desarrollando una tecnología de vanguardia para ayudar con la cosecha de coliflor y, potencialmente, otras operaciones de trabajo de campo, y la cosecha de otro tipo de cultivos. La investigación es dirigida por el profesor de robótica, Dr. Martin Stoelen, reuniendo la experiencia agrícola del Profesor de Fisiología Vegetal, Mick Fuller, e involucrando a socios estratégicos como Teagle Machinery Ltd, y Riviera Produce y CNC Design Ltd.

El objetivo de los investigadores es crear pequeñas máquinas móviles, “pequeños ayudantes”, que podrían realizar la tarea de cosechar. Actualmente el equipo de profesionales está diseñando, construyendo y probando estos “ayudantes” en condiciones de campo.

“Muchos productores están muy preocupados sobre dónde obtendrán mano de obra suficiente y a un precio razonable, y con razón”, precisó el Dr. Stoelen, agregando que “la recolección manual también representa una gran parte de sus costos totales, a menudo puede ser de hasta el 50%, por lo que es muy importante tener en cuenta que, especialmente en un contexto de Brexit, es muy importante evaluar y generar alternativas”.

El Robot

Este nuevo trabajo se basará en los éxitos del robot “GummiArm” del Dr. Stoelen, que tiene dos brazos y, en muchos sentidos, se mueve más como un humano que como una máquina. Bajo el concepto de “rigidez variable”, posee brazos robóticos con articulaciones que pueden ablandarse o endurecerse, según la tarea. Además cuenta con cámaras y los sensores en sus “manos” , que pueden hacer modelos 3D en tiempo real del cultivo al evaluar la “información” que asimila, lo que le permite reconocer qué partes recolectar y cuáles dejar.

Estos robots, que graban imágenes y datos táctiles de todo el campo en tiempo real, también brindan la posibilidad de recopilar información que podría usarse de diversas maneras, extendiendo potencialmente su aplicación más allá de la cosecha.

A través de este proyecto, y su compañía spinout Fieldwork Robotics Ltd, también se están explorando posibles modelos de negocios que podrían llevar la tecnología al mercado dentro de dos a tres años, y que podría involucrar que las máquinas estén bajo contratistas, y los agricultores compren el servicio cuando sea necesario.

“Estos robots serán una aplicación masiva de big data. Las máquinas podrían incluso ser “reutilizadas” a lo largo de la temporada de producción, permitiendo que la tecnología central se extienda a otras operaciones, como la eliminación de malezas o la aplicación de pesticidas. Si el robot es reconfigurable, podría ser relevante para para otros cultivos”, precisó el Dr. en robótica.

Los cambios y beneficios

Según el jefe de la investigación el uso de robots en las tareas agrícolas, tan importantes como cosechar, no sólo harán la vida más fácil y sencilla al agricultor, sino que también “podría alentar a más jóvenes a elegir una carrera en la agricultura”. Asimismo indicó que podría generar eficiencias masivas y mejorar el historial de seguridad de la industria, ya que, habría menos personas trabajando tan estrechamente con maquinaria grande y en movimiento.

“Esta tecnología está evolucionando rápidamente, los costos se están reduciendo y los desarrollos pueden ocurrir rápidamente, lo que significa que no pasará mucho tiempo antes de que una tecnología como esta se convierta en una realidad práctica y comercialmente viable.

Destacó que este tipo de robot, sin duda “ayudarán a abordar los problemas globales, como alimentar a la creciente población y mitigar el cambio climático, pero también aumentarán las ganancias y la eficiencia a nivel de granja”.

Finalmente, Robin Jackson, director del proyecto Agri-tech Cornwall indicó: “Los agricultores siempre han sido pioneros en lo que respecta a la tecnología, pero la escala de los desafíos actuales a los que nos enfrentamos, requieren de un cambio radical en términos de aumentar la tasa a la que todo el sector se desarrolla y aplica las nuevas tecnologías”.

Fuente: SimFRUIT



Campo&Tecnología © 2019