Patrocinadores




EL AGROTURISMO: LA NUEVA FORMA DE VIAJAR

EL AGROTURISMO: LA NUEVA FORMA DE VIAJAR

El turismo es una de las actividades económicas y culturales más importante con las que puede contar un país o en una región, de hecho, puede llegar a ser incluso la única fuente de ingresos en algunos casos; entendiendo que se genera a partir del disfrute y entretenimiento de quien desee tomarlo (el agroturista), e involucrando toda una industria que incluye una serie de productos y generadores de servicios.
________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Como tal, el turismo tiene efectos en la economía, en las zonas edificadas y en el entorno natural, en la población local de los lugares visitados y en los visitantes propiamente dichos. En este sentido debido a estos diversos impactos, existe un amplia gama y variedad de vertientes del turismo que ofrece distintas opciones que complacen hasta los gustos más exquisitos, por tal motivo quizás en la búsqueda de nuevas alternativas se han establecido combinaciones con otras actividades como lo es el: eco-turismo, turismo deportivo ó más recientemente visto el agroturismo por mencionar algunos.

En este caso, destacaremos el agroturismo. Una nueva forma de conocer el mundo que cada día se está haciendo más popular por su rentabilidad y atractivo.

¿De qué trata y cómo funciona?

El agroturismo puede ser también definido como turismo agrícola o rural. Como su denominación lo indica, se refiere a actividades que se llevan a cabo en el entorno de una unidad de producción agropecuaria bien sea una finca, hacienda o hato, donde se incluyen en forma recreacional actividades como la pesca, el cultivo y la crianza de animales.

Esta opción es ideal para toda la familia, ya que la mayoría de los tours cuenta con actividades especialmente dedicadas a los más chicos, fomentando así su contacto con la naturaleza, la flora y la fauna, además de incrementar su conocimiento sobre otras formas de vida.

En este sentido el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) resalta en una publicación titulada “UNA MIRADA A EXPERIENCIAS EXITOSAS DE AGROTURISMO EN AMÉRICA LATINA” lo siguiente:

Costa Rica, la zona de la experiencia

La pimienta fue introducida en el cantón de Sarapiquí en el año 1970. Se trataba de un cultivo innovador y de una buena opción para los productores agrícolas de la zona. Se obtuvieron resultados productivos y se generó empleo para muchas familias.

Con el transcurso de los años, los habitantes de Rancho Chilamate se dieron cuenta que, si bien en el mundo se consume a diario la pimienta, muchas personas no conocían la planta ni el proceso necesario para diferenciar la pimienta negra de la blanca o de la verde.

“Black pepoer tours” es un emprendimiento que buscó innovar en la elaboración de comidas a la pimienta y ofrecer tours temáticos, se trata de participar en la cadena agroturistica del cantón de Sarapiquí con base en un cultivo de consumo mundial y así mejorar el nivel socio económico de las familias involucradas.

El proyecto ofrece al turista un recorrido dentro del cultivo de la pimienta, donde se le informa sobre aspectos técnicos e históricos del mismo como por ejemplo la introducción de la pimienta en América Latina, los países de mayor producción, etc.

Argentina: productores de vino de la Patagonia incursionan en el turismo

Viñedos y Bodega Agrestis es una empresa familiar que nació hace 15 años, cuando después de graduarse de ingeniero agrónomo Norberto Ghirardelli inició un proyecto vitícola con unos amigos. Al inicio se trató solo de un hobby, pero en 1992 la familia adquirió una chacra y al poco tiempo plantas en Francia. En 1994 plantaron 7 Ha. de viña y reacondicionaron la vieja bodega para la elaboración de vinos finos.

Hoy, la empresa cuenta con 20 Ha., una producción anual de 25.000 botellas y las variedades Nature y Nature Rose en espumante y Pinot Noir, Cabernet Sauvignon y Chardonnay en vinos tranquilos. Comercializa el 70% en la región y el 30% en el resto del país y el exterior. La calidad de sus productos le ha permitido competir con grandes bodegas y ha sido una de las primeras en incorporar el turismo rural en la región, lo cual le ha generado un crecimiento constante.

“El turismo está muy relacionado con el mundo del vino, que es fabricar y vender placer”. Así describe Norberto la integración que ha logrado entre el sector primario (la producción de uvas), el secundario (la elaboración del vino) y el terciario (el turismo rural), generando una maximización de beneficios.

El Salvador: da la bienvenida al tour del café en Jayaque

La finca Santa Elena se viste de fiesta, y la atmósfera alegre y espontánea irradia los cafetales, al sonido de la marimba. Decenas de tour operadores, procedentes de Estados Unidos, México y otras naciones, se han dado cita en el primer “fam trip” organizado en el pintoresco pueblo de Jayaque.

Sin embargo, tan sólo un año antes, casi ningún salvadoreño sabía del lugar: Jayaque era conocido sólo por sus habitantes. Fue en este pueblo donde el experto en desarrollo local, Ernesto Barraza, adquirió la finca La Esperanza en 1995 y allí donde se instaló Jorge Váldez, quien abrió el primer restaurante del lugar: la Casona de Jayaque.

Esta fue sede de las primeras reuniones en las que Ernesto convocó a autoridades locales para transmitirles su deseo de convertir al pueblo en un destino turístico, idea que en ese entonces no encontró eco. Pasaron los años, y el tema del turismo empezó a adquirir más relevancia.

Ahora bien, partiendo de lo particular a lo integral en países como México, Colombia y Brasil han diversificados las opciones ofreciendo experiencias múltiples que incluyen en muchos casos estadía, comidas elaboradas con productos de la misma unidad de producción, tours en caballos, guía de elaboración de quesos, papelón (panelas de caña de azúcar), dulcería típica, pesca de estanque ó lagunas artificiales, recorridos por los establos, entre otras actividades que sin duda garantiza una conexión más cercana con la naturaleza y demuestra la importancia del sector agropecuario y su repercusión tanto en zonas urbanas donde se concentra gran parte de la población mundial como en las mismas áreas rurales.

Es posible pensar que en el pasado combinar el turismo con actividades agropecuarias era algo que no pudiera funcionar, pero en tiempos de reinvención y emprendimientos sobre todo en nuestras regiones de América Latina y el Caribe, ha sido la oportunidad perfecta para la incursión de este movimiento que atrae cada vez más a turistas aventureros aprovechando los recursos disponibles y abundantes aun en muchas zonas que a su vez dentro de todo busca educar y concientizar la importancia de prácticas sustentables y sostenibles, ¿tiempo para una escapada de la rutina? No descartes las opciones de Agroturismo de tú país y conoce una nueva forma de viajar.

Fuente: www.agrotendencia.tv



Campo&Tecnología © 2019